martes, 3 de abril de 2012

THEY WILL FUCK US


No vale con decir que no les voté, otros lo hicieron y en mayor número.  Me avergüenzo del gobierno que tenemos en Madrid. En la Comunidad de Madrid.

Recuerdo con un puntito de nostalgia las visitas, en mi infancia, al Parque de Atracciones de Madrid.  Era un antecesor aventajado de los actuales Parques Temáticos, no se acercaba ni de lejos al Disneyworld  que veíamos en la tele en blanco y negro pero era nuestro, como el Tibidabo en Barcelona o el de Monte Igueldo en Donosti.  Una gozada infantil.

Ahora estamos sobrados, a cada pocos kilómetros disponemos de un parque temático donde podemos, a libre elección, vomitar a la salida de la Montaña Rusa, el Dragón Khan, o las montañas del desierto del Coyote y el Correcaminos.  Un discutible lujazo, por exceso.  Despiertas a una tierna criatura, un sábado por la mañana con indisimulado alborozo diciendo: Vamos, levanta, que nos vamos al Parque Warner o Port Aventura o La Isla Mágica o Terra Mítica (táchese lo que no proceda) y nos damos de cara con la respuesta: ¡¿Otra vez?! yo donde quiero ir es al Eje de los 4 Museos… 

En Madrid, no vivo en otro sitio, tenemos un gobierno regional que no se cansa de abrir nuevos caminos a la diversión y, como genuina novedad, está gestionando, rogando, implorando de rodillas que el mafioso internacional, buscado en varios países y que responde por Sheldon Adelson; decida traer a nuestros desolados solares el engendro conocido como Eurovegas.

Resulta patético que un gobierno (dos, incluyendo al catalán) desplace a Las Vegas a sus consejeros de economía para postularse como candidatos a la feria del juego, las mafias y el putiferio.  Del mismo modo en que una ciudad opta con denuedo para hacerse con la organización de unos juegos olímpicos, los representantes de los ciudadanos viajan con la intención de hacer las fellatios o cunnilingus necesarios para que, deslumbrados por dudosas y jugosas ofertas económicas, nos convirtamos en la capital del lumpen europeo.  Penoso.

En los últimos años del franquismo, con unas leyes tiránicas para con la ciudadanía, existían unos limbos legales que, dentro de un orden, permitían actitudes y comportamientos impensados en el resto de España:  Las bases militares de Estados Unidos en nuestro suelo.  Ahora pretenden dar una (o catorce) vueltas más de tuerca.

En el tal Eurovegas quedarían derogadas de facto leyes como: El Estatuto de los Trabajadores, El Juego, Menores, Fumadores, Extranjería, crimen organizado, normas fiscales, urbanísticas o de Género y una flexibilidad digna de mejor causa en temas de enjuiciamiento civil o criminal; exigiendo además un ramal de AVE y accesos rápidos y directos al aeropuerto.  Indigno de un país moderno y democrático como dicen que es España.

La propia Esperanza Aguirre ha enviado un video en el que, en su fluido inglés, trata de convencer al tal Adelson de la conveniencia de instalar su Planta de Decadencia Humana en Madrid (concretamente en la ciudad de Alcorcón, desgobernada con mano de hierro por su fiel lacayo David Pérez).

¿Quién dijo que esto no podía ir a peor?

6 comentarios:

Mariete dijo...

Hombre se van a instalar un paraiso fiscal en el jardin de casa, blanquear dinero sin quitarse ni las zapatillas, el delirio, estan babeando como suelen, cuando huelen dinerito fresco. Ademas hay que construirlo, mas dinerito para el partido, y demas allegados de las mordidas tradicionales, pero ahora multiplicado por "n". En fin un escandalo como muy bien dices que da mucho mucho asco. Cada dia estoy mas convencido de que el personal es muy, pero que muy gilipollas.

gustavo dijo...

Está claro qieren un sistema depredador yanqui en nuestra casa basado en la ley de la mafia.
Estamos convirtiendo un país de bienestar en un circo de neoliberales que en vez de hacernos reir nos humillan y degradan más nuestras condiciones de vida.
Lamentable

Anónimo dijo...

cuanta gilipollez seguida has escrito, a que le tienes miedo? te gustaría a ti poner las normas de lo que conviene o no conviene a los demas? claro te gustaría haber sido un Stalin o un Franco cualquiera.

Fermín dijo...

Hablando de miedo, ¿por qué escribes como anónimo? Con respecto a las normas: Ni las pongo, ni las quito ni deseo hacer nada parecido, con que se respeten las leyes de las que nos hemos dotado me doy por satisfecho. Los ciudadanos no nos saltamos las leyes ¿Tener mucho dinero da derecho a una legislación ad hoc? Presumís de liberales o neoliberales pero sólo sois defensores a muerte de vuestro dios, El Dinero, por encima de las personas.

Viendo tu manera de vomitar letras; vuelve al colegio (suponiendo que hayas ido alguna vez), lo necesitas imperiosamente.

Mariete dijo...

Que te dije Nanci? muy, pero que muy tontos...

Javier Pérez (hipos) dijo...

¡Oye, que siempre aparece algún boboso de estos por cualquier sitio decente!
¿Son tantos? ¿Les pagan por escupir?
¡Felicidades, por tus artículos!
Salud.