lunes, 20 de marzo de 2017

Bricolaje


Materiales:

Lápiz, papel, cinta métrica y regla
1 tablero de aglomerado de 16 mm de grosor de 244 x 122 cm
1 sierra de calar
1 taladro eléctrico
Brocas para madera
Tornillería
Herramienta convencional (destornilladores, martillo, alicates, …)
4 borriquetas
Guantes y gafas protectoras
Botiquín de primeros auxilios dotado generosamente de agua oxigenada, alcohol, solución desinfectante, venda, esparadrapo y tiritas…

Instrucciones:

Preparativos:

Se dibujan en un papel las piezas que vas a necesitar, procurando usar para todas la misma proporción (importante) y señalando las medidas de cada una de ellas.

También sobre el papel, se hace un planteamiento de la posición de las distintas piezas sobre el tablero de aglomerado, de modo que se aprovechen bien los cortes y quede el menor desperdicio posible (por eso es importante lo de la proporción, no era un capricho purista).

Con la ayuda de la cinta métrica y la regla, se trazan las distintas piezas sobre el tablero ya con sus dimensiones reales (para evitar que te queden como una pastilla Juanola, recuerda que los ángulos rectos tienen 90º, ni 80, ni 100; exactamente 90).

Protegidas las manos con los guantes y los ojos con las gafas protectoras (nunca al revés), se aplica la sierra de calar al borde más cercano a la primera pieza y se aprieta el pulsador.

Se busca el enchufe más cercano y se procede a enchufar la sierra de calar.

Se repite la operación de aplicar la sierra, con la diferencia de que ahora funciona al apretar el pulsador.  Descubrirás la importancia de las gafas protectoras cuando la hoja de sierra salte hecha añicos al chocar contra el suelo. Efectivamente, debes apoyar el tablero horizontalmente sobre unas borriquetas que lo mantengan alejado del piso.

Se sustituye la hoja rota por una nueva (está en el estuche de repuesto que viene en la caja de la sierra).  Coge el cuadernillo de instrucciones y, si las sigues fielmente, podrás sustituir la hoja sin demasiados sobresaltos.

Entre unas cosas y otras, ya han transcurrido tres horas, es el momento de tomar un refrigerio para reponer fuerzas. Si eres de natural nervioso, no está recomendado el café; si eres de natural humano, no está recomendado el alcohol etílico, salvo que también quieras usar el metílico.

Ahora sí, cuando todo esté en orden, usa la sierra eléctrica para cortar las piezas. Es imprescindible que los cortes sean rectos, Gaudí era un genio, tú no (creo).

Coloca todas las piezas según se vayan a montar para asegurarte que no falta ninguna.

Corta las que te falten.

Mide y marca los lugares donde necesites taladros para meter los tornillos.  Es recomendable que el grosor del taladro no sea mayor que el del tornillo y jamás, jamás mayor que el diámetro de su cabeza.

Muy importante: Todos los taladros han de realizarse con la broca perpendicular a la superficie a taladrar.  Olvida las tentaciones creativas, un taladro oblicuo puede ofrecer una estética distinta pero es poco útil para el fin que perseguimos.

Ya tienes todas las piezas cortadas a su medida y todos los taladros hechos en su lugar exacto, llega el momento emocionante:

El Montaje:

Pacientemente, ve colocando cada pieza y atornillando los ensamblajes con firmeza.  Es muy importante haber pensado previamente qué piezas se montan primero y cuáles después; es muy desagradable deshacer el trabajo ya realizado por una imprevisión tan grave.

Cuando has terminado de apretar el último tornillo, colocas vertical el resultado y, con lágrimas en los ojos (si has usado gafas protectoras, no atribuibles al serrín), contemplarás orgulloso una fabulosa escultura de arte moderno donde debería haber una funcional estantería.

Hay mucha gente capaz de fabricar una estantería pero ¿cuántos genios hay capaces de lograr formas imposibles combinando trozos planos de vulgar aglomerado?  Muy pocos.  Constatas que eres un privilegiado y, cuando te recuperas un poco del subidón de autoestima, acudes a un comercio especializado, donde miras a los demás con desdén mientras colocas en el carrito el paquete con piezas e instrucciones para montar una estantería.  La experiencia ha merecido la pena.




domingo, 19 de marzo de 2017

El Analista Sarcástico de Medios propone para hoy...


El Gobierno dice a ETA que no acercará a los presos tras el desarme
El Ejecutivo muestra una vez más su “altura de miras”, anteponiendo el revanchismo, por un puñado de votos, a dar un final ejemplar a una infamia que ha durado ya demasiado tiempo.

Susana Díaz dice sentir una “ola de ilusión y esperanza” tras anunciar su candidatura
Sus miles de NO afines temen que esa “ola” se los lleve a todos por delante, más aún viendo los apoyos logrados de los protagonistas de Jurassic World

El Marianismo se impone en la renovación territorial del PP
Marianismo: Doctrina política consistente en dejar pasar los acontecimientos sin mover un dedo y confiarlo todo a la virgen María.

Cifuentes rompe con Aguirre: “No podemos anclarnos en el pasado”
La antigua LidereSA, rompe a llorar consciente de que le quedan dos telediarios para pasar a ser “esa señora de la que usted me habla”.

Al menos 58 ex altos cargos políticos trabajan para el IBEX
Siendo preocupante, esta cifra no es nada comparada con la de los políticos en activo que trabajan para el IBEX

Se cumple un año del “Acuerdo de la vergüenza” UE – Turquía
Qué curioso, al año de su contratación como “portero del garito”, Turquía exige que le doblen el sueldo o dejará entrar a todo el que llegue a sus puertas. ¿Quién es más golfo, contratador o contratado?

Trump acusa a Alemania de deber grandes sumas de dinero a la OTAN y a EE.UU.
¡Oh, oh! Aquí hay mal rollito. Mariano ¿no querías ser mediador de no sé qué? Ve haciendo la maleta…  Hablando el uno en inglés y la otra en alemán, la intercesión de Rajoy en gallego puede ser épica.

El gobierno de EE.UU. pide prototipos de muro para su frontera con México
Igual que se ha aplicado con éxito el concepto de “jardín vertical”, yo propongo innovar construyendo un “muro horizontal”; algo parecido a lo que, los humildes mortales, conocemos como carreteras.

Estados Unidos y China cooperarán para evitar un conflicto con Corea
Conociendo como las gastan unos y otros, habrá que prestar mucha atención al mapa de Asia, para poder contemplar el instante exacto en que desaparece Corea del Norte.

La venta de televisores se estanca en España
Pues no te digo nada de la, otrora floreciente, industria de las bailarinas flamencas para poner encima. Una lástima. Sus trabajadores han sido las primeras víctimas, injustamente olvidadas, de las nuevas tecnologías.




domingo, 12 de marzo de 2017

Todo mentira


A veces, viendo un informativo, da igual la cadena, tengo la sensación de estar contemplando una reedición de aquellas películas de saldillo, de spaguetti western, donde los pueblos eran solo fachadas de madera mantenidas verticales mediante un entramado de postes y andamios. En más de una ocasión, una fuerte ráfaga de viento las tumbaba igual que, con menos frecuencia, la irrupción de una verdad descarada y desafiante echa por tierra una campaña hueca y falsaria.

Todos sin excepción, aunque con diferentes grados de intensidad y entusiasmo, repiten el mantra de nuestros días haciendo bueno aquello de que una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad. Hablamos del hipermanoseado concepto de la Participación.

De qué participación hablamos:

¿De la de poner unas migajas de gobierno en manos de la población, para tenerla entretenida, mientras se hace y deshace a voluntad con la parte mollar de las decisiones?

¿De aleccionar, cada uno a los suyos, para tener un “ejército” de fieles que voten la opción que previamente les ha sido dictada?

¿De quejarse amargamente, con gran reverberación mediática, de que la gente no participa cuando se diseñan adrede campañas anodinas y farragosas para evitar la tentación de implicarse en algo?

¿De ignorar otras fórmulas de participación multitudinaria por su “no oficialidad” casi siempre contraria a los intereses de quien decide?

¿De, en el otro extremo de la diagonal, buscar refrendos oficiales, tocando la víscera y previamente teledirigidos, para legitimar medidas de dudoso valor para el grueso de la población pero de valor incalculable para una selecta minoría beneficiada?

El Comité de Rasgado de Vestiduras que esté hoy de guardia, reaccionará rápidamente y evaluará si este texto tiene potencial para ser leído, con lo que será denostado con alharaca, fuegos artificiales, tambores de guerra y gran ruido mediático o si, por el contrario (lo más probable), pasará desapercibido y solo será atendido por cuatro gatos sin voz ni representatividad alguna, en cuyo caso será ignorado con desdén.  Una u otra opción no restan valor objetivo, si lo tuviere, a una reflexión sobre lo que se ve venir: Una inflación de consultas, referéndum, preguntas, votaciones y plebiscitos con resultados decididos de antemano y la falsa sensación entre usuarios de urnas de que, ahora sí, se les escucha y se les tiene en cuenta.

Después de dar carta de protagonismo a una barbaridad como la “posverdad” y comprobar estupefactos cómo se asume con naturalidad la más infame de las mentiras, solo porque suena como le convenga a mis oídos; nos dirigimos con paso firme hacia el abismo oscuro y mortal de la “poshistoria” y ahí, aunque todos miren hacia otro lado, ya hemos estado en la primera mitad del siglo pasado, con el desastroso resultado que conocemos.






domingo, 5 de marzo de 2017

Es triste que se siga necesitando un Día de la Mujer


Un dicho africano reza que, “si los leones contaran la historia, los cazadores de los safaris no aparecerían como héroes”  ¿Qué habría sucedido si las mujeres hubieran escrito la Historia? Que todo sería muy distinto.

Somos “hijos” de determinados atavismos que se han ido fraguando a los largo de los siglos y, en nuestra sociedad, están muy emparentados por los juegos de dominio y poder que hay detrás de todas las religiones en general y, en el Cristianismo en particular, del desprecio a la mujer y su relegación a espacios de servidumbre.  La primacía del varón ha venido motivada por su incomprensión a los códigos de conducta, infinitamente menos violenta y más taimada, empleados por la mujer y en una respuesta basada en la superioridad física del macho para minimizar su escandaloso complejo de inferioridad cuando se trataba de ejercer de homo sapiens sapiens. Además, aun siendo fundamental para la supervivencia de la sociedad, la maternidad y el cuidado de la prole condenaron a la mujer a permanecer fuera de los círculos del poder.

Durante cientos de años, educación judeo-cristiana mediante, se ha considerado normal, incluso necesario, que el hombre someta a la mujer por la fuerza: Él tenía que procurar el sustento familiar fuera de casa y no podía distraerse con menudencias domésticas y perturbaran su valiosa atención y, menos aún, permitir que una histérica le calentara la cabeza con problemas según entraba por la puerta; un gruñido, un grito o, si no obedecía, unos golpes lograban el efecto necesario para vivir en un remanso de paz.

La segunda mitad del S XX, propiciada por las labores de retaguardia desarrolladas en la Segunda Guerra Mundial, abrieron poco a poco las puertas de la mujer al mundo laboral y, como consecuencia, a la independencia económica; algo muy temido por el macho dominante que perdía un baluarte básico en su estrategia de dominación: “Yo, que gano el dinero, mando y tú, que solo gastas, obedeces”. La popularización de los anticonceptivos, desde la década de los 60, volatilizó la pesada losa de la maternidad que llevaba asfixiando los deseos de libertad femeninos durante siglos y, solo era cuestión de tiempo, los movimientos feministas recogieron banderas aisladas que habían ido logrando derechos tras muchos años de lucha (las sufraguistas serían un buen ejemplo), las aunaron en un único movimiento y se dieron a conocer al mundo. La Revolución de las Mujeres se puso en marcha y no parará hasta que no logre un mundo de igualdad real en todos los aspectos.

El siglo XXI se presenta lleno de paradojas en este aspecto: En el ámbito legislativo (en nuestra sociedad, no en otras) existe una igualdad formal que sitúa a la mujer en el mismo plano que el hombre, en la realidad cotidiana no, todavía queda mucho camino:

En lo doméstico quedan hombres (y mujeres) que consideran las tareas de la casa como territorio exclusivamente femenino (aunque la mujer trabaje fuera las mismas  o más horas que el hombre) e, incluso, algunos consideran “afortunada” a su pareja porque tengan a bien ayudar realizando alguna tarea menor. No, amigos, ese no es el criterio, el bienestar de ambos pasa por un reparto al 50%, lo demás son excusas pobres.

No voy a dedicar demasiado tiempo a hablar de la violencia hacia las mujeres: Son Terroristas. Usan tácticas terroristas, tratan de aterrorizar a sus víctimas para que cumplan sus caprichos y, si no lo hacen, recurren al castigo físico o la muerte. A largo plazo, terminar con esta lacra pasa por una educación en condiciones de igualdad real en todas las fases de la vida pero, a corto plazo, un sistema eficaz y dotado de recursos suficientes para ayudar a las víctimas y la aplicación de la Ley Antiterrorista a sus verdugos minimizaría sus efectos.  Creo, además, que los medios de comunicación no aciertan en el tratamiento: Cada vez que al dar la noticia de un asesinato machista, dan detalles sobre el modus operandi y otros datos prescindibles, dan ideas al violento de turno al que le viene rondando su vacía cabeza, hace tiempo, perpetrar una salvajada.  Dos sugerencias: 1º, honrar a la víctima sin recrearse en detalles y dar el nombre y los datos del agresor para avergonzarle (ya veríamos como encajarlo en el respeto a la presunción de inocencia) y 2º, una vez condenado a la pena de prisión que le corresponda, internarlo en una cárcel de mujeres.

La situación laboral, aunque ha mejorado en los últimos 50 años, dista mucho de ser la ideal. Lo más importante es la aplicación de un criterio palmario: A igual trabajo, igual salario y, por supuesto, mismas posibilidades de acceso a todos los puestos. La eliminación brutal de derechos que ha supuesto la maldita Reforma Laboral, ha atrasado 30 años el calendario de avances logrados por la mujer a base de lucha permanente, hasta tal punto que, solo con estar en edad de ser madre, estigmatiza a la mujer y la condena a no acceder a puestos que merezca por méritos o capacidad. Debemos recuperar lo desandado y seguir hacia delante.


Queda mucho por avanzar pero, mirando atrás y viendo todo el camino recorrido, hay esperanzas de poderlo conseguir en plazo breve de tiempo.  Lo que nos hace distintos y mejor dotados es lo que tenemos dentro de la cabeza, no de cintura para abajo.


Si la historia la hubieran escrito las mujeres, estoy convencido que los hombres no habríamos sufrido tanto como ellas lo han hecho hasta hoy, es más, creo que el mundo sería hoy un lugar mejor.

domingo, 26 de febrero de 2017

El Analista Sarcástico de Medios propone para hoy...


Miles de personas llenan las calles de toda España por la dignidad
Movilización que carecería de sentido si miles de chorizos llenasen las cárceles de toda España por su indignidad.

La Fiscalía descarta pedir prisión incondicional para Blesa y Rato
Al parecer, quedan por ahí unos dinerillos que no están suficientemente ocultos y hay que darles un margen para que los puedan hacer desaparecer, no vaya a ser que irrumpa cualquier insensato y les exija que lo devuelvan.

Artur Mas: “Van a por nosotros directamente”
Error importantísimo del ex Honorable. Del mismo modo que consideramos una infamia procesar a un cargo público por poner urnas, entendemos necesario depurar hasta el final cualquier responsabilidad por corrupción y,  quien se ampara en lo primero para tapar lo segundo, demuestra a qué le da auténtica importancia y qué usa como instrumento en favor de sus intereses.

Rivera exige la marcha del presidente murciano: “Algún candidato tendrá el PP que no esté imputado”
A ver, Albert, majo; no pienses en voz alta que te van a oír y rápidamente te retirarán la acreditación de partido sensato y fiable para engrosar la lista de los anatematizados antisistema. Que luego los bancos no te conocerán de nada y empezarán los problemas. De nada, chaval.

Indignación en las redes por la reducción de condena al joven que fue grabado agrediendo a su pareja
¿Quién fue el que dijo que desde las instituciones no se podía hacer más contra la violencia machista? Sobran togas negras por fuera y por dentro y faltan togas moradas (en el sentido feminista, el color político ya es potestad de cada uno)

Una detenida por matar a Kim Jong-Nam insiste en que participaba en una broma
A lo dijo el gran Miguel Gila: “Y el que no sepa aceptar bromas, que se vaya del pueblo…”

Trump no asistirá a la cena de corresponsales de la Casa Blanca
Se suceden vertiginosamente los movimientos en esta torpe y surrealista partida de ajedrez: Cuando iba a ir Trump, no iban a ir los periodistas en señal de protesta, ahora que no irá el enajenado de la laca por ambas caras del cráneo, es cuando irán los periodistas para visibilizar su protesta. ¿Jaque? ¿De quién a quién?

Hollande advierte a Trump: “Nunca es bueno mostrar desprecio a un país amigo”
Firme e inteligente la respuesta del presidente francés. Rajoy habría salido a los medios rápidamente a pedir disculpas por existir y ofrecer la cabeza de los inmigrantes en una bandeja para recuperar el favor del amo.

Un profesor de Religión de León asegura en clase que la homosexualidad es una enfermedad
Hablando de enfermedades: ¿Cómo se diagnostica al que usa su posición de fuerza ante los alumnos imponiendo un criterio medieval que condena las intimidades de otros?

3.453 exoplanetas encontrados hasta ahora… y sumando
Concejales de urbanismo, promotores inmobiliarios y adictos al 3% ya preparan un viaje espacial de colonización con aviesas intenciones.

Muere Pablo Ráez tras años de lucha contra la leucemia
Su mensaje de positivismo a prueba de diagnósticos adversos, lucha incansable y visión alegre de la vida debería estudiarse en los colegios. Mucho mejor nos iría. #DonaMédula. Gracias, Pablo. Descansa en paz.



sábado, 25 de febrero de 2017

Menú del día: Hoy, Democracia Salteada


El cocinero de Moncloa se ha esmerado mucho en el despiece del Barón de Montesquieu y le ha quedado un corte jugoso y muy rico que, acompañado de una guarnición se sesos de fiscal y criadillas de periodista (más escasas y valiosas que las trufas), suponen el que, sin duda, será uno de los platos estrella de la temporada: Democracia Salteada (o Asaltada, que aún dudan cómo bautizarlo).

Hace ya tiempo que conocíamos y gozábamos del fabuloso maridaje entre poder ejecutivo y legislativo pero, ahí los críticos coincidían, no se había encontrado la fórmula adecuada para integrar también el judicial y lograr un plato completo, integrado, equilibrado y definitivo. Hoy por fin lo han conseguido y, a tenor del éxito cosechado por las exigentes catas celebradas en Mallorca, Madrid y Murcia, hemos de felicitarnos por ello.

Para la consecución de un resultado perfecto se deben combinar adecuadamente: buenas ideas, depurada técnica y una cocina dotada de todos los adelantos  que la convierten en casi un laboratorio, pero lo que jamás puede faltar y donde nunca debe escatimarse es en los ingredientes; deben ser de calidad suprema, solo al alcance de unos pocos privilegiados y, al César lo que es del César, el hallazgo de la figura del Fiscal Defensor, marcará un antes y un después en los fogones del mundo occidental, un hito de cuya autoría podremos presumir.

Cualquier cocinero doméstico, jefe de cocina de restaurante de carretera o chef de local urbano (léase juzgado) podría argumentar que; sí, todo eso está muy bien pero que les gustaría ver a esos Popes de la Cocina bregar con miles de expedientes apilados en los pasillos y que, cada vez que solicitan un ordenador, reciben una caja de bolis y un paquete de folios; para ellos está muy avanzada la versión Thermomix, adaptable a cualquier circunstancia que, por ejemplo, permite sustituir al cuñado del rey por un concejal de urbanismo cualesquiera y, la diferencia de resultado en boca, solo sería detectada por los paladares más sofisticados.

En fin, felicitémonos porque nuestro Gobierno lo ha vuelto ha conseguir: Después de asombrar al mundo con una recuperación económica que ya se estudia en las universidades más prestigiosas del orbe (en el departamento de Literatura de ficción, pero algo es algo), ahora recobramos protagonismo mundial con el producto de nuestros fructíferos fogones. 

Como nos lo vamos a tener que tragar, nos pongamos como nos pongamos, solo me queda desearnos

¡Bon apetit!


domingo, 19 de febrero de 2017

El Analista Sarcástico de Medios propone para hoy...


Miquel Roca: “Defender a la infanta ha sido sencillo pero el juicio paralelo fue terrible”
Conociendo el rigor (mortis) con que funciona en España la división de poderes, si el Presidente del Gobierno augura que a la infanta le irá bien, defenderla será sencillo. Ahora bien, cerrarle los ojos a 50 millones de españoles tiene que ser jodido, es cierto.

Rajoy prepara una oferta sin referéndum para Cataluña
“Abandonad toda esperanza”, se titula el documento donde les ofrece un… Estatut de Autonomía.

Íñigo Errejón será el candidato a la Comunidad de Madrid en 2019
Y lo será porque así lo han decidido los de abajo, los círculos y los miles de madrileños inscritos on line en Podemos, mediante unas reñidas Primarias celebradas con luz y taquígrafos, en la casa de Pablo Iglesias. Qué sería de nosotros sin la Nueva Política.

Casi 500 inmigrantes logran saltar la valla de la frontera de Ceuta
Me he emocionado al ver la alegría con que lo celebraban. Alguno, incluso, hablaba a las cámaras: “Mira, mamá, ya estoy en España…”. Estas cosas te hacen pensar.

Multitudinaria marcha en Barcelona a favor de la acogida a los refugiados
Y Barcelona, una vez más, es el espejo donde nos miramos la personas normales que creemos que el respeto a los Derechos Humanos es la premisa fundamental que debe presidir el comportamiento de todos los Estados.

El líder xenófobo holandés: “Hay mucha chusma marroquí”
Que este despojo humano parta con posibilidades en la carrera electoral holandesa, nos da una idea de lo hipócritas que pueden llegar a ser algunas sociedades que se autoproclaman libres.

Marine Le Pen pide vetar en Francia las protestas contra la violencia policial
Se empieza vetando las protestas contra la Policía, se continúa silenciando a la prensa, después se encarcela a los discrepantes y, cuando te quieres dar cuenta, te han aprobado una Ley Mordaza.

El elegido por Trump para sustituir a su asesor de seguridad rechaza el puesto
Argumenta que lo rechaza por “coherencia ligüística”: Poner Trump y Seguridad en la misma frase es una aberración.

La Banca se embolsa mil millones anuales gracias a los planes de pensiones
Jamás se resolverá el problema del sistema público de pensiones mientras los bancos ganen esta morterada solo por guardar NUESTRO dinero, y no tengan consecuencias las pérdidas multimillonarias producidas por inversiones temerarias usando ese mismo dinero.

La Armada busca a Marta del Castillo en el Guadalquivir con alta tecnología
Esta acción (ojalá la encuentren) y algún rescate de refugiados en alta mar, nos hacen afirmar que, al menos, sirven para algo útil.



sábado, 18 de febrero de 2017

Mientras estamos distraídos con la infanta…


Ya lo predijo Nóostradamus hace 500 años:

En ágora vociferante la no Reina
atrae ojos, venablos y flamas
La corte oscura repta hacia el tesoro
El pueblo hambriento aplaude

Transcurridos 11 años desde el estallido del caso Nóos, tengo la sospecha de que sus consecuencias están sobradamente amortizadas pero, en un último servicio a la patria, sirve de distracción a la ingenua mirada que no entorna los ojos para saber que se mueve entre las sombras.

Porque los movimientos son infinitos, como de costumbre, e inquietantes, como siempre: El humilde españolito que se quemaba las retinas mirando la tele, a la espera de una condena a la infanta, no reparó en un breve, brevísimo, de 10 segundos, que hablaba de la firma del acuerdo de libre comercio con Canadá (CETA), antesala del TTIP con EEUU, y que, cuando sea ratificado por todos los países de la UE, tendrá como primera consecuencia la pérdida de soberanía de los países miembros en materia comercial, en un primer momento, y pérdida general en cuanto se noten sus efectos en lo laboral, económico, militar…

Aunque su entrada efectiva en vigor aún tardará años, las economías europeas ya van tomando posiciones y los IPCs (inflación) adormecidos empiezan a desperezarse, lo que augura una subida de los tipos de interés, mientras sueldos y pensiones, sin duda para luchar contra el calentamiento global, siguen congelados.

Los bancos europeos empiezan a tejer redes entre sí y tender puentes con el norte de norteamérica, mientras los bancos españoles apuran los últimos años que les quedan de robar descaradamente a manos llenas a clientes particulares, empresas y, sobre todo, al Estado, antes que deban asimilarse a las conductas europeas y aminorar su fervor mangante.

Desde el Gobierno, leal servidor de la Banca, continúan la estrategia de legislar a favor de obra y distraer reformas que mengüen sus cuentas de resultados y ya va para 10 años de saqueo constante. Desde que se volatilizó el superávit de la Era Zapatero, los rescates, las estafas con preferentes o productos similares, las hipotecas sanguinarias, el trile de los planes de pensiones y los Juegos del Hambre con la Prima se Riesgo y la financiación del Estado, se puede decir que nos han limpiado, con precisión quirúrgica, por encima de los 500.000 millones de euros.

Así, tan crecidos como están, diles ahora que la única solución al problema del sistema público de pensiones pasa por un impuesto que grave, mediante un porcentaje mínimo, todas las operaciones financieras. Saldrán, todos a una, gritando que esto es una reedición de la Revolución Rusa, que ponemos en riesgo el sistema financiero, que tendrá consecuencias para los clientes, etc., y, misteriosamente, se les olvidará decir que es el sistema mediante el que se financian (sumado a las cotizaciones) las pensiones de un país tan poco sospechoso de antisistema como Francia.

Sigamos mirando embobados la televisión mientras nos hablan, unos de la inocencia y otros de la culpabilidad de la infanta  y todos de la superación de la crisis. Ninguno hablará de lo ficticia que es (la recuperación) igual que lo fue (la crisis), porque subir la deuda de un 63% (era Zapatero) al 101% (hoy) significa que estamos como estábamos (o peor) y que ha bajado el sacrosanto déficit a costa de deber hasta la paga dominical de nuestros nietos.

No olvidéis a leer con preocupación a Nóostradamus, “ellos” llevan 500 años dictándole al oído las profecías que más convengan al momento.


domingo, 12 de febrero de 2017

Si la ocasión la pintan calva, la decepción, morada


Si pudiéramos navegar por pensamiento íntimo de los millones de votantes de Podemos, la sensación que primaría sería la decepción. Desde aquel torbellino purificador y saludable que fue el 15M; su espontaneidad, su ilusión, su confianza en las personas, su organización minimalista, su ADN participativo, su sostenibilidad real, su convivencia sana entre distintas ideas y su juventud en lo intelectual; han pasado casi seis años que lo han envejecido todo.

La primera víctima, callada y discreta, ha sido la Participación. La organización en Círculos concéntricos, donde todo el mundo tenía palabra, capacidad de propuesta, crítica constructiva y, si era necesario, discrepancia, se ha mostrado muy incómoda para las estructuras de poder y, como consecuencia, relegadas a desempeñar un trabajo menor, a escala local, que conduce a su desaparición por puro aburrimiento. Se mantienen fórmulas de participación formal, pero solo lo son en las formas. Si el 15M tenía un ADN participativo, Podemos es un mutante.

A medida que se va adquiriendo Poder, el camino empieza a quedar sembrado de cadáveres y uno muy ilustre es el de la Confianza en las Personas. Depositar el devenir en la buena fe de otros, quizá, suene a cuento ingenuo y buenista pero no lo he inventado yo, era una de las señas de identidad que hacían distinto al 15M y presumían de ello ante todo el que quisiera escuchar.  Si la confianza en las personas era un activo del 15M, ya no existe, Podemos lo ha dilapidado.

Se criticaban descarnadamente, a veces con generosas dosis de choteo, las estructuras rígidas y enormes de los partidos tradicionales: sus miembros solo tenían como objetivo vivir del Sistema, mamando de la teta burocrática, y para lograrlo, debían mantener ese Sistema engrasado. Para definirlo en un solo trazo se les denominó “Casta”. Desterrados los Círculos a la nebulosa del olvido, se va levantando un armazón organizativo, copiado literalmente de los partidos antiguos, y se alimenta con servidores fieles al líder de turno. Ya no se llama Casta, son compañeras y compañeros con responsabilidades en materia organizativa.

La convivencia entre las distintas ideas se mantiene, al menos en apariencia, pero ya no es sana. En realidad se trata de la misma idea vista desde diferentes perspectivas metodológicas y eso no es malo, al contrario. Lo que sucede es que, si has sacado los ojos a los demás por hacer exactamente lo mismo, es lógico que ahora te lo echen en cara y te saquen los colores.  Se trata de una famosa metáfora: después de 6 años escupiendo para arriba, la ley de la gravedad acaba por imponerse.


Lo que nació del 15M, un germen fresco y novedoso, ha envejecido muy deprisa y bastante mal. Los diferentes actores se esfuerzan por …  eso, actuar; dando la imagen de seguir siendo jóvenes en lo intelectual, pero tampoco. Fuera de su círculo endogámico de fieles, feroces con el discrepante, su legión de partidarios se ha dado cuenta y, lenta pero irremisiblemente, va abandonando su apoyo. La lástima es el enorme caudal de ilusión abandonado en medio de la calle y la sospecha que, seguramente, se ha perdido para la política a toda una generación decepcionada.

sábado, 11 de febrero de 2017

El Analista Sarcástico de Medios propone para hoy...


El congreso del PP cierra filas ante los ecos de la corrupción
Esto hay que explicarlo: Cierra filas ante los ECOS, no ante la corrupción. Si no se habla de ello, no existe

Hernando, sobre Podemos: “Andan en una plaza de toros a botellazo limpio dispuestos a sacrificar a un niño”
Aquí donde le oyen, el portavoz del PP necesitó una semana de retiro en Guadalajara para pergeñar este ingenioso titular. Cuando aplicas la reforma laboral a las musas, es lo que te encuentras.

Errejón responde a Hernando: “A lo mejor celebráis el próximo congreso en la cárcel”
Para esta respuesta, sin embargo, no había que pensar mucho. Es de las de piloto auntomático.

El partido morado afronta un congreso, a todo o nada, fracturado en dos
Dicen que Napoleón iba a  la batalla con una camisa roja para no desmoralizar a la tropa si resultaba herido. Por eso Rajoy usa pantalones marrones y el color de Podemos es el mismo que el de los hematomas

Correa, El Bigotes y Crespo, condenados a 13 años por la trama Gürtel valenciana
Hace unos años, para suavizar la garganta y aclarar la voz, había unas pastillas llamadas “Fórmula 44”. Hoy se cree que las píldoras “13 años” tendrán el mismo efecto.

Rodrigo Rato defraudó 6,8 millones entre 2004 y 2015
¡Virgen Santa! Eso, el mejor ministro de economía de la Historia. No me quiero ni imaginar lo que habrá hecho el peor…

Peores empleos, peores salarios y más gente pobre tras cinco años de reforma laboral
La CEOE, eterna insatisfecha, prefería un decreto directo que legalizara la esclavitud pero, con este sistema, tampoco les va tan mal: Los salarios más bajos, sin casi derechos, para alfombrar los mayores beneficios empresariales desde que se tiene noticia.

Trump imprime un rumbo más “sereno” a su política exterior
El uso del adjetivo “sereno”, con el hombre que tiene en el cajón el maletín nuclear, me tensa los esfínteres a nivel “cuerda de piano”.

La exvicepresidenta de la Comisión del Mercado de Valores ficha por una consultora
Al final, las dos caras del espejo de Alicia, acaban confluyendo en el edificio de La Bolsa.

En libertad el ladrón de joyas de los Premios Goya

Se rumorea que, en su declaración, afirma que no recuerda nada y que solo firmaba lo que le ponía su marido…  o algo así.



jueves, 9 de febrero de 2017

Posverdad, una reflexión entre muchas comillas


En estos tiempos convulsos observamos cómo, de un día para otro, nos asalta una palabra, un término, un concepto nuevo acuñado en ese engendro engañoso que Orwell dio en llamar Neolengua y, sin mediar provocación, se adueña de determinadas situaciones con poderío y mando en plaza. Así ha sucedido, por ejemplo, con “externalizar” que en muchos casos se confunde con “privatizar” aunque con el agravante de que la administración de turno dota de todo lo necesario al servicio a externalizar, con cargo al erario, para luego ceder su explotación a una entidad privada. A estas piruetas del lenguaje siempre se las llamó “eufemismos” pero, ya sabes, todo lo que huela a Grecia ha caído en desgracia.

La palabreja que ahora vemos hasta en los envases de chucherías es “posverdad”, que uno se pone a pensar y deduce rápidamente su procedencia: “Pos verdad, lo que se dice verdad, no es…”; aunque esta conclusión sea un “error coherente” como los conocidos “altobús” o “esparatrapo”, en realidad proviene del inglés Post-truth, empleado por primera vez en un editorial de The Economist, y resume una mezcla de mentira y patraña expresada desde la influencia de las vísceras, que no del cerebro. Buena parte de los rumores que procedían de “Radio-Macuto”, con mala intención o para hundir la reputación de alguien, ahora se llaman “pinceladas de posverdad”, de eso la campaña de Trump está plagada, y las redes sociales son un caldo de cultivo ideal para el florecimiento de cualquier burrada que convenga difundir a un colectivo determinado en contra de otro personaje de naturaleza, casi siempre, pública y normalmente son de imposible demostración, para que entre en juego el célebre “cuando el río suena…”.

Para escribir a escala local hay que moverse con ligerísimos pies de plomo, ligerísimos para no dejar huella y de plomo para asegurar cada paso que das, y, aun así, siempre habrá quien se ofenda porque has empleado un artículo que denota género o un adjetivo interpretable. Eso no sucede con los rumores, maledicencias y denuestos gratuitos e interesados, que de inmediato adquieren categoría de “verdad ocultada” y, a poco que alguien los intente desmentir, surtirá el efecto contrario y acabará cincelada como epitafio en la tumba del personaje en cuestión.

Las últimas décadas han estado trufadas de posverdades que, ignorantes de nuestra sabiduría popular, no sabíamos que lo eran. Los “Fulanito se mete cocaína por kilos”, “Menganito tiene ocho chalés en la playa”, “Zutanito se llevó a Suiza todo lo que robó” o “Talesiano se acuesta con la mujer (o el marido) de Pascualesiano” nos han acompañado con frecuencia recurrente y, los receptores de estos mensajes, podrán olvidar que Fulanito, Menganito, … había inventado la penicilina pero siempre recordarán que se “fumaba el papel pintado de su habitación”, porque colocaba más que los porros y me lo dijo Mentírez y sabe de lo que habla.


Lo gracioso de este asunto es que a la posverdad no la podemos llamar abiertamente mentira pero, si la desmentimos con una “posmentira”, se volverá en nuestra contra.  Un lío, vaya.

domingo, 5 de febrero de 2017

El “Comando Laca” al ataque


Entre el frío objetivo, ese que no hay subjetividad que lo relativice, y el viento que hacía moverse las baldosas de la acera, más que caminar, corría con las manos hasta los codos en los bolsillos del abrigo, y pensaba, “como me tropiece, el hostión va a ser de los de estar una semana cagando dientes”. Fue cuando las vi, saliendo de Supertodoauneuro con una sonrisilla que, en aquel momento, embebido en mis cuitas, no me hizo sospechar nada; eran solo dos ancianitas embozadas casi hasta los ojos entre el cuello de sus abrigos guateados, la bufanda de lana rosa de factura casera y el gorro haciendo juego.

A punto de llegar a su altura, un ruido sordo llamó mi atención, lo busqué con la mirada y ahí estaban, unas tijeras nuevecitas, con su cartón y su funda de plástico transparente. La señora comenzó una torpe maniobra para intentar agacharse pero yo la detuve con un gesto y me dispuse gentilmente a recogerlas. El contacto de la mano con el plástico me sorprendió, estaba extrañamente caliente y se lo hice saber a la mujer: -¡Huy, qué caliente está!- -Es que las llevaba en el refajo- respondió ella estallando en una carcajada. La otra, que se sujetaba trabajosamente la tripa prominente con las manos por fuera del abrigo, comenzó a temblar de la risa y, en cuestión de segundos,  ambas sembraron la acera con: Una caja de bolígrafos, dos grapadoras, un reloj digital de cocina, un manojo de violetas de plástico, varios pares de calcetines negros, un puñado de bragas de algodón  king size, un juego de utensilios de cocina de madera, una máquina de gofres, media docena de perchas, tres pares de zapatillas de paño y una máquina de coser de viaje. Ni que decir tiene que, lo primero que hice, fue dirigir instintivamente la mirada hacia el interior de la tienda; sin problema, el chino que vigilaba estaba tan pendiente de unos adolescentes que rondaban la máquina de refrescos que, dos simpáticas ancianitas de pelo blanco, no llamaron su atención.

Una de ellas, la de la risa escandalosa, sacó una bolsa de plástico, arrugada en modo infinitesimal, que llevaba en el bolsillo para ponérsela en la cabeza por si empezaba a llover y le estropeaba el peinado, que la peluquería cuesta 9 euros y no es cosa de tirar el dinero; me la tendió y me invitó a meter en ella el alijo desparramado por la acera.  Yo, hipnotizado por esa muestra de descaro y suficiencia, me convertí en colaborador necesario de la ginogerontocleptomanía lucrativa y fue mi perdición. Las puertas del delito se me abrieron de par en par y es una droga que, una vez probada, no permite marcha atrás.

Desde aquella aciaga tarde hemos desvalijado medio polígono Cobo Calleja, todos los bazares de la periferia sur de Madrid y buena parte del Chinatown de Usera. Los peristas en menudeo y cachibaches se nos rifan y estamos pensando seriamente ampliar nuestro área de negocio al mundo pakistaní.

El Comando Laca nos llaman, no te digo más…


sábado, 4 de febrero de 2017

Hoy es 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer


Hace no demasiados años, escuchar un determinado diagnóstico era, en sí mismo, una condena: -¿Qué le pasa a fulanito?- -Tiene el Cólico Miserere- -Pobrecito, tan joven…-.  Estas tres frases se repetían, palabra más o menos, por los distintos rincones de España y no fallaban, el fulanito en cuestión terminaba falleciendo a los pocos días de una…  apendicitis.

Afortunadamente, el Cólico Miserere y otros males de parecida naturaleza, han desaparecido incluso de nuestra memoria por acción y efecto de la medicina, cuyos avances se suceden a gran velocidad sin que seamos verdaderamente conscientes de su eficiencia, que aumenta día a día de modo exponencial.

Hasta anteayer mismo, un diagnóstico de cáncer significaba una letal cuenta atrás que se ponía en marcha, que despertaba terror en el enfermo y una pena infinita e indisimulada en su entorno más cercano. Los tratamientos suponían un torturante vía crucis que, con mucho sufrimiento, lograba alargar unos meses o años la vida del paciente para, siempre demasiado pronto, acabar con su vida. Hoy esto ha cambiado.

Los porcentajes de curación de los diferentes tumores, condicionados por circunstancias externas, han ido aumentando paulatinamente e invirtiendo la tendencia. Donde antes había una proporción de supervivencia del 25 %, ahora es del 75 %. Los tratamientos se aplican después de estudiar caso a caso y, en la mayoría de las ocasiones, además de minimizar el sufrimiento demuestran una eficacia utópica hace solo una década.  Y siguen trabajando en mejorar.

Con independencia del incontestable aumento de las cifras de curación, en los casos en que aún no es posible, lo que se busca es la cronificación de la enfermedad y la calidad de vida del paciente. Así, dentro de poco tiempo, a medida que vayan encontrando solución a más patologías, las irán aplicando, entrando en un “círculo virtuoso” que nos beneficiará a todos.

El aumento de la esperanza de vida tiene como consecuencia un progresivo deterioro del organismo de cada persona. Este deterioro puede ser detenido, incluso revertido, en algunos casos pero la idea de los científicos que trabajan en ello es que vivamos los años que sea posible con las máxima calidad de vida. Eso pasa por prevenir lo que sea posible y curar lo que no se haya podido prevenir. El cáncer está entre sus principales objetivos y, paso a paso, van inclinando la balanza hacia su derrota.

En un asunto tan delicado, están saturados los dos extremos: El de los pesimistas recalcitrantes que convierten cada suspiro en un motivo para alimentar su desesperanza en la desgracia y el de los optimistas patológicos que se pasan el día empujándote para que te rías porque una buena actitud emocional ayuda a la curación.  Ni lo uno ni lo otro.

Veamos: No somos máquinas, tenemos sentimientos y emociones y, de lo bien o mal que sepamos gestionarlas, depende lo felices o infelices que nos sintamos. Ante un diagnóstico de cáncer, la primera reacción y muy normal por cierto, es notar que se te encoge el alma. No pasa nada, el secreto está en obrar con naturalidad. También conviene hacer partícipe a tu círculo de confianza e ir juntos por el camino que se abre, que puede ser difícil o muy difícil, pero con alguien cerca se hace más llevadero. Ocultar las emociones puede transmitir una imagen equivocada que ayuda poco, de nuevo la naturalidad nos ayudará y, por último y no menos importante, afrontarlo con pensamiento positivo; no porque ayude a la curación (en el mejor de los casos estaría por demostrar), sino porque hará más llevadero todo el proceso y, lógicamente, mejorará tu calidad de vida.

Ahora, mientras te doy un abrazo cálido y sincero, susúrrame al oído: Sí, tengo cáncer pero es solo una enfermedad, yo soy más fuerte…