miércoles, 7 de mayo de 2014

LA LEY DEL 20 %

Los empresarios proponen trasladar todos los festivos a lunes.


Yo propongo que todos los lunes sean festivos

Reducimos los días de trabajo de 5 a 4 semanales (un 20 %)

Al reducir el tiempo de trabajo se reduce el salario un 20 %

Para compensar aumentamos las plantillas un 20 %

Con la reducción de salario aplicada se paga el sueldo de los nuevos contratados

La cifra de paro es de un 26 %

Se crea un 20 % de puestos de trabajo

26 % - 20 % = 6 % (nueva cifra de paro)

Casi todos trabajamos, se mueve la economía (recaudación, consumo, demanda, productividad, …)

Ahora dedicamos mucho más del 20 % de nuestros ingresos a pagar una vivienda

Hay un parque descomunal de viviendas vacías o en poder de bancos.

Con la crisis y los precios actuales no se van a vender

Reducción de precio de vivienda por encima del 20 %, ahora su sobreprecio es superior, y aplicación automática de la dación en pago.

Aún con la reducción de salarios del 20 %, todo el que esté pagando vivienda verá aumentado su poder adquisitivo.

Recuperación plena del Estado del Bienestar y unos servicios públicos de calidad.

Dispondremos de más tiempo para dedicar a nosotros mismos. –Estrés + Felicidad

Suena a ciencia ficción pero una crisis tan poco convencional como la que sufrimos, requiere unas soluciones tan poco convencionales como esta.

7 comentarios:

Javier Marcos Angulo dijo...

Quiero que seas el Ministro de Hacienda Economía, Educación Sanidad, Empleo, ecétera

jesus cerdeno dijo...

A mí tu planteamiento me parece muy bueno, de hecho yo tengo uno muy similar, casi igual, pero da lo mismo quién lo plantee y cómo, lo fundamental es que se pueden conseguir resultados, sin duda. Eso sí, habría que plantearlo por ley y de obligado cumplimiento, evidentemente me refiero al hecho de cumplir con ese planteamiento de lo contrario no es viable.
PEGAS: Pues sólo hay una, la disposición de partidos viejos y la de los nuevos, no va por ese camino, el más sencillo sin duda, ya que las soluciones no son tan complejas como nos quieren hacer ver, las hacen complejas para justificar sus puestos de trabajo o sus trabajos de políticos o simplemente sus ambiciones de estar en Política, aunque eso para gente como tu o como yo sea realmente absurdo. Por otro lado, incluso muchas personas que ahora tienen trabajo o están paradas, de ambos lados de la balanza, no entenderían esto y expondrían que si fuese tan sencillo (que obviamente no lo es, hay que hacerlo) por qué no lo han hecho antes los políticos de siempre y la respuesta es obvia, porque los políticos de siempre son políticos, no solucionadores de problemas, siempre son más creadores de problemas, poco originales, sin perspectiva que no sea mirar hacia sí mismos o hacia su partido, pero esto ya es crítica política y lo que quiero expresarte es que a mí tu idea me parece buena, como mínimo para tenerla en cuenta.
Un saludo amigo

Fermín dijo...

Hola Javier, tú no me quieres bien...

Hola Jesús, las soluciones convencionales ya hemos visto dónde nos llevan. Por probar...

http://periodistaparada.blogspot.com.es/ dijo...

Una buena solución, pero los economistas del sistema no quieren soluciones imaginativas, y mucho menos solidarias, quieren mantener el capitalismo neocon a cualquier precio, hasta el extremo de ocultar a los estudiantes de economía otras posibilidades distintas al neoliberalismo salvaje.

http://iniciativadebate.org/2014/05/07/rebelion-en-las-aulas-de-economia/#.U2ngSD6RiUM.facebook

Catalina dijo...

Otra pega: ¿Que sueldos se rebajan, los de ahora o los de hace dos años? Porque si son los nuevos salarios de 500€...

ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ dijo...

Un matiz importante. La reducción de la jornada no significa que se cobre menos salario. Porque una parte del dinero que se ahorraría el Estado en prestaciones por desempleo y subsidios se podría dedicar a compensar esa reducción del salario y de la jornada, con lo cual se trabaja menos, se cobra lo mismo, y se crea empleo. Esta propuesta de reparto del trabajo la lleva Izquierda Unida en su programa, creo que ya la llevaba en las generales de 2011. Pero se imponen las doctrinas neoliberales del poder económico. El bipartidismo está a su servicio.

Fermín dijo...

Hola Adolfo, gracias por tu opinión.
Al respecto, dos matizaciones:
Mi propuesta/juego no es más que una plasmación de la teoría del reparto del trabajo que publicó Anguita en el 90, aplicada a hoy.
Mi única intención era provocar la reflexión y la motivación a participar.
Gracias por hacerlo posible.