jueves, 25 de febrero de 2016

El Pacto de los Montes


Con varios ademanes horrorosos
los montes de parir dieron señales;
y consintieron los hombres temerosos
ver nacer los abortos más fatales.

Después que, con bramidos espantosos,
infundieron pavor a los mortales,
estos montes, que al mundo estremecieron,
un ratoncillo fue lo que parieron.

Hay autores que, en voces misteriosas,
y estilo fanfarrón y campanudo,
anuncian ideas portentosas;
pero suele a menudo
ser el gran parto de su pensamiento,
después de tanto ruido, sólo viento.

Ya en el S XVIII, un adelantado a su tiempo de nombre tan sonoramente español como Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala, para el mundo, Samaniego, el de las fábulas; adaptó una anterior de Esopo que predecía casi al detalle el esplendoroso pacto firmado por Sánchez y Rivera que ha asombrado al mundo.

Lo de derogar la Reforma Laboral se ha quedado en un “OTAN, de entrada NO”; lo de rechazar de plano el contrato único de Rivera se ha quedado en “en vez de uno, aprobamos tres que se llamen Francisco, Paco y Quico”; lo de liquidar de inmediato la Ley Mordaza se ha quedado en un "con lo bonito que es el silencio"; lo de no tocar a los corruptos ni con un palo se ha quedado en “venga, Mariano, la puntita nada más, tu te abstienes y ya veremos cómo distraemos lo de los juicios pendientes”; lo del intento de Pacto de Progreso con Iglesias, Oltra y Garzón se ha quedado en un no ponerse de acuerdo ni para ver con qué acompañamos el café ¿pastas o churros?..

En total, para este viaje no hacía falta esperar dos meses y medio; no era necesario provocar un subidón de ilusión en los humildes votantes para dejarles con el deseo a tope y las perspectivas de sexo a cero; no convenía aparentar confianza en la ciudadanía cuando se iba a seguir la senda marcada por los “mercados”. En resumen, no ha sido una buena idea gastar una broma pesada a los españoles donde, en vez de un inocente muñeco prendido en las espalda, llevamos un filoso puñal clavado hasta la empuñadura.

Porque muy seguros debían estar de la abstención de, al menos, 46 diputados del PP antes de firmar, si no, si el PP en bloque se posiciona en contra, el ridículo alcanzará dimensiones épicas y, lo que es más evidente, si hay elecciones en junio, el PSOE jugará la baza de convertirse en fuerza extraparlamentaria.

-Desratizaciones “La Ibérica”, dígame.
-Buenos días, mire es que los montes han parido un ratón…


1 comentario:

rita ribeira dijo...

Cuestion de mala hostia. Esto estaba ya decidido por los poderes.Hicieron una buena actuacion de teatro.Si hacian falta dos meses para despistar. Que para cuadrar los numeros gobiernen con el pp. Es lo mismo.Despues de cuatro años insoportables de casi franquismo y robo a mansalva quedamos igual. Si tengo muy mala hostia.Hay gente que esta sufriendo mucho. Yo estaba contando los dias para el20 D. Sigue la negrura. Muy buen articulo Un saludo