jueves, 2 de agosto de 2012

UNA LIEBRE DESLUMBRADA


Ese Bobierno de nuestras entretelas, a quien todos ya queremos un poquito más, se está mostrando implacable en el uso de “globos sonda” y posteriores bombardeos desde la estratosfera que, con una precisión quirúrgica, hacen blanco siempre entre los más desfavorecidos. 

Una vez perpetrada la eliminación de la Paga Extra de Navidad a los trabajadores públicos y dejar abierta la puerta para la aplicación del mismo atraco en la empresa privada, una vez desterrada la ayuda de 400 € a los parados que peor lo están pasando, dejan caer ahora, como quien canta en la ducha, que el próximo objetivo son las vacaciones pagadas.

Contextualicemos el asunto:

1º Las pagas extra no son un regalo, un favor o el fruto de un arrebato de generosidad por parte de la empresa (sea pública o privada); se trata de una fórmula de percepción de los emolumentos dispuesta de ese modo por el Estatuto de los Trabajadores y, como consecuencia, en todos los convenios colectivos.  El salario asciende a una cantidad anual que, en vez de dividirse en 12 pagas, se divide en 14 y la supresión de cada una de ellas equivale a una bajada de sueldo de un 7 %.  Estamos, por tanto, ante una bajada impuesta de sopetón y sin ningún tipo de negociación disfrazada como la forma de terminar con “privilegios” de los trabajadores públicos.  Un trágala infumable.

2º Del mismo modo que las pagas extra, las vacaciones son consecuencia de dividir el número total de horas anuales, previstas en  convenio, por 11 meses en vez de por 12 (teniendo también en cuenta los preceptivos descansos semanales).  Si, hipotéticamente, desapareciera el mes de vacaciones, la jornada diaria debería descender en la misma proporción.  Las vacaciones no son un regalo, un favor o el fruto de un arrebato de generosidad por parte de la empresa (sea pública o privada); se trata de una forma de organizar el trabajo de un modo que conviene a todos.

Tras el desguace y posterior venta del Estado del Bienestar, el siguiente objetivo es el Estado de Derecho y, si se lo permitimos, el fin último será terminar con el mismísimo Estado.

Con la milonga de esa estafa que han dado en llamar crisis, nos hemos quedado cual liebre deslumbrada en el medio de la carretera; o parpadeamos y nos ponemos en movimiento o nos llevan por delante.  Avisados estamos...

2 comentarios:

Menizdo dijo...

El estado de derecho ya empezaron a desguazarlo con el Decreto-Ley 1/2010 de 5 Febrero de 2010 contra el colectivo laboral de los controladores aéreos, ésos a los que el anterior gobiernno, con la aquiescencia de la entonces oposición, se ocupó y ensañó en demonizar para que la masa manipulada no se percatara de lo que en realidad estaban haciendo. Desde entonces hasta quien sabe lo que todavía nos queda, no han parado.

Ion Urroz Lopetegui dijo...

Gracias por la información!