viernes, 30 de agosto de 2013

Preguntas para el nuevo curso


¿Cuándo abrirá la CEOE la espita de las contrataciones, una vez conseguidas la mayoría de sus peticiones/propuestas/órdenes al Gobierno en materia laboral?

¿Conoceremos con exactitud las dimensiones del nuevo agujero detectado en la banca y que, para seguir la costumbre, pagaremos con el fruto de nuestra dolorida espalda?

¿Cuántas copias existen de la información alojada en los discos duros ajusticiados por el Partido Popular?

¿Cuál será el retraso que acumularán las administraciones, en el pago a proveedores, para maquillar artificialmente las cifras desbocadas del déficit?

¿Es medible la enorme cantidad de talento, tirado por el sumidero, que se desperdiciará con el acceso restringido a los estudios universitarios?

¿Qué porcentaje del PIB alcanzan los recursos públicos, puestos en manos privadas, durante los últimos 2 años? ¿Y durante los últimos 5?

¿Cuántas personas enfermas están viendo agravadas irremisiblemente sus dolencias por el descomunal e injustificado aumento de las listas de espera sanitarias?

¿Alguien se cree la insostenibilidad del Sistema Público de Pensiones, destinando dos puntos menos del PIB (de media) que los países de nuestro entorno?

¿A qué inversiones se destinan los ingresos, efectuados en los fondos de pensiones privados, por las entidades financieras que los gestionan?

¿Cuántos Grandes Dependientes tienen su vida pendiente de un hilo tras el monstruoso abandono al que les han sometido las administraciones?

¿Se ha convertido el Peñón de Gibraltar en un gigantesco azucarillo que se va disolviendo, poco a poco, en la actualidad de asuntos verdaderamente importantes?

¿Qué alcance tendrá la remodelación ministerial que, previsiblemente, abordará el presidente del Reino de Lampedusa, Mariano Rajoy?

¿Está tomando posiciones la ultraderecha, promovida por los medios de la propia ultraderecha, para emular a formaciones políticas de nuestro entorno europeo?

¿Existe auténtico espíritu unitario, en la izquierda española, para hacer frente al agujero negro al que nos conduce la derecha?


¿Tomará, “motu proprio”, la Casa del Rey, la decisión de entregar la corona y disolverse o habrá que “animarles”?

3 comentarios:

Javier Marcos dijo...

Fermín, de verdad que tus preguntas me suben el ánimo, pues me hacen al menos sonreír y muchas veces suelto la carcajada. Te lo agradezco muchísimo.

Felipe Logroño dijo...

A veces es necesario un masaje en las neuronas para pensar en lo importante en vez de lo superfluo que nos meten por los ojos. Gracias

charneguet dijo...

Y otra última pregunta...¿Para cuando sacamos las guillotinas a la calle?