sábado, 27 de abril de 2013

¿El Gobierno? Ni está ni se le espera



La cruda situación económica y el aumento galopante del paro, por encima del 22 %, llevaron al inoperante gobierno de Zapatero a adelantar la convocatoria electoral; sin duda presionado por la tensión social, las andanadas incendiarias del partido Popular y los mensajes nada sutiles de una Troika que nunca confió en él.

La campaña electoral del otoño de 2011 se convirtió en una sucesión de mandobles indiscriminados contra el presidente saliente que, voluntariamente, se auto inmoló para minimizar la previsible debacle de su partido; vaticinios apocalípticos escritos con letras llameantes que nos llevarían a un doloroso desastre si el centro-izquierda seguía en el poder; llamadas a la sensatez que primaban la defensa de las personas contra la “ortodoxia del austericidio” por parte de la izquierda y promesas sin fin, desde el Partido Popular, que auguraban una reconducción inmediata de la deriva económica, hacia la senda de la recuperación y la creación de empleo, mediante la aplicación de medidas de choque de corte neoliberal.

La derecha consiguió un cómoda mayoría, no tanto por méritos propios sino por demeritos ajenos y, con el Legislativo en sus manos, aparentó ponerse a la tarea de resolver los problemas que nos acuciaban.

Transcurrido ya casi año y medio de su victoria electoral observemos sus resultados:

Aprobación de una Reforma Laboral, escrita al dictado de la CEOE, que ha reducido los derechos laborales a la mínima expresión, ha abaratado descaradamente el despido e introducido, bajo cuerda, la figura del despido libre. Facilitar el despido para crear empleo se ha revelado tan eficaz como arrancar los dientes para mejorar la alimentación, una falacia infumable. Consecuencia: 6.200.000 personas sin empleo, sin perspectivas de encontrarlo, con ayudas menguantes y temiendo, con toda seguridad, el día que superemos los 7 millones.

Los pensionistas, presentes y futuros, vamos acostumbrando nuestros oídos a la cantinela de los Fondos Privados de Pensiones si queremos tener un retiro digno y, oh sorpresa, la hucha amasada durante los años de bonanza para garantizar su pago, se ha invertido en “autocartera” de letras del estado.  Para entendernos, ha servido para reducir artificialmente el “Santo Déficit” en más de 5 puntos.

Hablando de déficit, el ejercicio 2011 se cerró con una cifra cercana al 11 % que, al parecer, nos conducía al infierno de los derrochones.  2012 ha sido un año durísimo en materia de recortes: Sanidad, Educación, desempleo, pensiones, copagos, etc. Subida de impuestos: IRPF, IVA, etc. para conseguir un saldo negativo de un ¡10,7 %!  Es decir: Nos han tomado el pelo con premeditación, alevosía y mangoneo.

Los únicos beneficiarios de esta situación han sido los bancos que, en una situación sin precedentes, han socializado sus pérdidas hipermillonarias sin que sus beneficios, cuando de produzcan, dejen de ser privados, eso sí, no han dejado de ejercer su papel de verdugos inmisericordes con las familias que no pueden hacer frente a sus deudas, faltaría más. También se lo está llevando y más que se llevará, el cúmulo de empresas-buitre que, financiadas con nuestro dinero, ha hecho del asalto de las privatizaciones un jugoso modus vivendi.

Sufrimos la inagotable torpeza de un gobierno que, fuera de las órdenes recibidas con el mando a distancia europeo, no sabe hacer nada; NO SABE GOBERNAR.

Que se apliquen su propia medicina y, hoy mismo, lleven a La Zarzuela el decreto de disolución de las cortes y la convocatoria de elecciones generales.  Con el resultado que arrojen las urnas, ya sabremos (ya sabemos) lo que tenemos que hacer.

Decía Grocho Marxx, en uno de sus alardes de cinismo que: “La honradez, la inteligencia y el buen hacer son fundamentales.  Si conseguimos simular estas cualidades tendremos la vida resuelta.”  Pues bien, a estos ya les hemos visto el plumero, que pase el siguiente.

10 comentarios:

lokisio dijo...

Me quedo con esta frase:
Sufrimos la inagotable torpeza de un gobierno que, fuera de las órdenes recibidas con el mando a distancia europeo, no sabe hacer nada; NO SABE GOBERNAR.

Fuensanta dijo...

Yo voté al PP y no sabes lo que me arrepiento. Te has quedado corto. Me gusta tu blog

Justo Rodríguez dijo...

Todo cierto, empíricamente demostrable. Tu texto -no inclinado a la demagogia-no idealiza,no pragmatiza...solo expone...y acojona una exposición tan real...Nada es mentira...Aquello del "austericidio" por una disminución del déficit en un 0,3%...se queda corto...Demasiados heridos y muertos en una batalla donde los canallas siguen escondiéndose tras una infame mayoría lograda con ilusorias mentiras...Esperemos que cada uno recoja lo que ha sembrado...Enhorabuena

@iyouwe007 dijo...

Me duele.Si.En el alma me duele/

ver esta España perdida,/

sentir que está moralmente dividida./

Calle a calle,pueblo a pueblo,provincia a provincia,/

en el aire se respira./

Y en el aire se huele,si,se huele,/

cuando la carne esta podrida./

María dijo...

Excelente Artículo! Sobran las pabras...estan escritas aquí!

AngélicaCV dijo...

Muy buen comentario, bueno en realidad es un señor artículo, en toda regla... no añado nada más, no hace falta.
Aunque, sí: "Otros vendrán que bueno te harán". Creo que se debe reconocer ya que
estos saben aún menos y mintieron de entrada, para ganar las poltronas

Fermín dijo...

No estoy seguro de si, su cúmulo de mentiras, era para ganar las poltronas o la llave de la caja. Tendría que pensarlo...

raescu dijo...

Nada que añadir a los comentarios ya hechos que comparto. Contestar a Fermin que pienso que las dos cosas, las poltronas y la llave de la caja para poder expoliarla impunemente.

Isafuchi dijo...

Me gusta tu blog,yo no los bote consiguieron meterse y los resultados son los que son

IGNACIO ESCRIBANO dijo...

Mejor lo leemos y comentar únicamente para darte las gracias por ser tan solidario con la palabra. Necesitamos mucha gente que escriba libremente, la realidad y no la sarta de mentiras "a sueldo". Un placer y mucho ánimo.