sábado, 1 de junio de 2013

No solo estafan sino que, además, se cachondean



Si no fuera porque, de haber habitantes en la Luna, estos me merecerían el máximo de los respetos, el informe de la Fiscalía Anticorrupción que afirma que en la estafa de las Preferentes no hubo delito, merecería el calificativo de lunático

La estrategia emprendida por distintas entidades financieras; con el denominador común de haber producido en sus cuentas unos agujeros de dimensiones cósmicas, con el objetivo de disfrazar las pérdidas cuantiosas en sus respectivos balances; consistente en buscar clientes/pardillos de un perfil determinado:  Disponer de unos ahorros de seis o más cifras, carecer de la formación necesaria para conocer el blindaje de la cárcel dónde iban a meter su dinero y confiar en la palabra de su banco de toda la vida.  No merece ser castigado.

Aplicar una estrategia comercial agresiva, a menudo con engaños, por parte de los empleados bancarios que daban la cara, a su vez, presionados por sus directivos para “no hacer prisioneros” y sepultar el dinero mediante contratos con unos plazos que superaban ampliamente la esperanza de vida de los “inversores involuntarios” (para vender preferentes con plazos de 50 años a personas con más de 60 hay que tener la cara muy dura), resulta que no es delito.

Probablemente nos encontremos ante un simple problema semántico:  Al parecer, el significado del término “Fiscal” como “funcionario que defiende los intereses públicos” ha quedado obsoleto y debería sustituirse por el de “funcionario que retuerce la Ley para adaptarla a los intereses de los que detentan el poder” y, si nos fijamos en el término “Anticorrupción” las lágrimas invadirán nuestros ojos y nos impedirán seguir con la lectura.  Sugiero humildemente que pase a llamarse “Acusador de Conveniencia” y, de ese modo, no dudaremos de cuáles son sus fines.

A este marasmo de despropósitos cabría añadir las declaraciones del Presidente de la Audiencia Nacional que, muy en su papel de sesudo jurista, ha afirmado que, de ser considerado delito, se produciría un colapso de la Audiencia por el importante número de denuncias que atender.  Me he fijado bien y no se aprecian signos de libación excesiva de sustancias espirituosas, lo que pudiera dar una explicación coherente a esas palabras sin sentido.  Es como si, ante una epidemia de Meningitis, el máximo responsable médico justificara que no se considerara enfermedad para evitar el colapso de los hospitales.

A los cientos de miles de millones de euros, a pagar por todos y cada uno de los españoles, aportados para tapar el dineral volatilizado de la banca, ahora hay que añadir lo sustraído mediante el timo de las preferentes, que se contabilizará como “generosa aportación a la banca de donantes involuntarios”.

Si éste fuera un país serio, el Fiscal Anticorrupción, debería haber sido destituido inmediatamente y, de la mano del Presidente de la Audiencia Nacional, destinado a la cría de orquídeas en Los Monegros, cobrando a comisión y, todos los intervinientes necesarios en la estafa, responder con su patrimonio y dar con sus huesos en prisión y, si se colapsan las cárceles, se construyen todas las que haga falta y, de paso, se revitaliza el sector de la construcción.


3 comentarios:

Javier Marcos dijo...

Perdón por la expresión: manda cojones. Pero esta gentuza que se han creído que nos vamos a quedar tan tranquilos mientras nos roban impunemente. Quiero a todos los responsables de este gran robo en la carcel pero ya.

Felix Bolchevique dijo...

Como de costumbre, con que facilidad expones en tu artículo lo que pensamos muchos, muchísimos. Mientras haya gente como tú, que lucha y critica a esta gentuza, tenemos alguna esperanza.

Banqueros, Políticos Y Fiscales Anticorrupción al desierto del Sahara, dentro de un bunker de 100 metros de altura.

javier gonzalez dijo...

Antes de estallar el tinglado (le llaman crisis), decían que los políticos corruptos, eran casos aislados, hoy podemos decir: "Está todo podrido" y lo que son casos aislados, son los honrados y entre estos hay que lo son porqué no tuvieron oportunidad de entrar en "la mordida".
Lo más triste, es que según las encuestas volverían a ganar ¡Es para echarse a llorar!
Saludos.